El coaching ejecutivo es un proceso de acompañamiento individualizado que apoya a los profesionales a dar lo mejor de si mismos para conseguir sus objetivos.

Todo proceso de coaching lleva implícito:

  • Sacar lo mejor de tí para afrontar los desafíos y objetivos: liderazgo, gestión de equipos, productividad, relaciones, gestión de conflictos, toma de decisiones, …
  • Manejar tus mecanismos de autosabotaje que te impiden avanzar a tus objetivos
  • Comprometerse con el cambio y la acción
  • Y desarrollar disciplina y constancia en aquello que deseas ver crecer

Así trabajamos:

Sesión de preparación y descubrimiento

Cliente y coach examinan la situación que justifica el cambio.

Se sientan las bases de la relación entre coach y cliente.

Se formulan los objetivos y resultados que quiere obtener con el proceso. Aprende acerca de cómo sacar el máximo partido al proceso de coaching.

Establece el punto de partida del cliente través de diversas evaluaciones, inventarios o programas.

Sesiones regulares

En cada sesión regular el cliente establece un ámbito de trabajo que estará relacionado con el objetivo o meta del proceso.

Durante la sesión, el coach escucha atentamente, cuestiona con fuerza y colabora para que el cliente mejore los enfoques o perspectivas que le inspiren y motiven el cambio.

El resultado de cada sesión de coaching es doble: a) aprendizaje-toma de consciencia del cliente b) plan de acción que provenga de esa toma de consciencia y que apoyará el progreso hacia el objetivo o meta.

Posteriormente, cada nueva sesión comienza con la gestión del progreso y el feedback. Las preguntas claves aquí será: ¿Cómo ha ido tu plan de acción? ¿Qué aprendizaje has obtenido?

Sesión de cierre

Coach y cliente revisan el aprendizaje obtenido.

Así como el cumplimiento de los objetivos y metas.

El cliente plantea los próximos pasos u objetivos y como seguir sacando partido al aprendizaje obtenido.

Un ejemplo de intervención:

8 sesiones a realizar en 2 meses.

  • El cliente selecciona a su coach (entre al menos tres perfiles con los que se entrevistará)
  • Reunión inicial tripartita entre el sponsor (normalmente RRHH, o alguna dirección), el cliente (persona que recibe el coaching) y el coach.
  • Sesiones de coaching a realizar entre el cliente y el coach exclusivamente
    • Sesión de preparación y descubrimiento
    • 4 sesiones regulares
    • Sesión de cierre
  • Reunión de cierre sponsor-cliente-coach

¿Cómo puedo sacar lo mejor de mi o de mi equipo? ¿Cómo afrontar los desafíos de nuestra empresa? ¿Cómo ir más allá? ¿Cómo gestionar lo que me sabotea?

Si es importante para tí dar respuesta a estas preguntas, pensamos que un proceso de coaching ejecutivo puede ser de mucha utilidad.
Atrévete! Tienes al alcance de tu mano conseguirlo! Será un placer apoyarte.

¿Te podemos ayudar?

Si necesitas más información sobre nuestros servicios o tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros.

CONTACTAR